martes, 13 de abril de 2010

REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA

A fines del siglo XX se origina una transformación en nuestra cultura, como consecuencia del surgimiento de una nueva revolución; la “Revolución Tecnológica”. Organizado en torno a las tecnologías de la información.
Si analizamos el concepto de tecnología esta nos dice que: “es el uso del conocimiento científico para especificar modos de hacer cosas de una manera reproducible”.
Asimismo las tecnologías de la información: son el conjunto convergente de tecnologías de la microelectrónica, informática, telecomunicaciones, televisión, radio y la optoelectrónica.
Si nos detenemos a pensar, se podría hacer una comparación entre lo que fue la Revolución Industrial y la que se esta produciendo, la Revolución Tecnológica.
La Revolución Industrial se caracterizó por las nuevas tecnologías y la sustitución del trabajo manual por la implementación de las máquinas, que aligeraban el trabajo. En la primera revolución, el mayor invento fueron las máquinas a vapor; y en la segunda fue el uso de la electricidad como energía central, pese a otros avances en la química, acero, telégrafo y la telefonía.
A la Revolución Tecnológica la podemos organizar en secuencias de cómo fue su evolución:
Durante los ´70, se mejoró la tecnología y se ayudo al perfeccionamiento del diseño de los chips.
Desde mediados de los ´80, los microordenadores actúan en redes; aquí no solo se produjo un cambio en el sistema tecnológico, sino también en las interacciones sociales y organizativas.
Y en los ´90 se difundió la telefonía celular.
Se podría decir que esta Revolución empieza alrededor de 1970 en los Estados Unidos y luego se extendió por todo el mundo en mayor o menor medida.
Teniendo una visión de estas revoluciones se puede llegar a la conclusión que ambas produjeron un gran cambio social, cultural, tecnológico y legal; y que comparándolas, son muy parecidas, ya que en ambas lo desencadenante fue la implementación de nuevas tecnologías y avances científicos. La expresión de las tecnologías de la información y comunicación facilitan el desarrollo de las grandes redes mundiales por los que se vehiculan todos los datos.
En este momento lo que más preocupa es la regulación legal, ya que es escasa, cada país ya esta tratando los temas más importantes, por ejemplo sobre firma digital, violación de correo electrónico, derecho de autor, registración de nombres como así también, compra y venta de productos en Internet, entre otros.
Ante dicha situación en la República Argentina se han dictado: Anteproyecto De Ley De Firma Digital, Decreto Nacional 427 (sobre infraestructura de firma digital), Proyecto De Ley N° 227 (por medio del cual se define y reglamenta el acceso y uso del comercio electrónico, firmas digitales y se autorizan las entidades de certificación, Proyecto de Ley sobre firma digital y validación de documento electrónico), entre otros.
En el Proyecto de Unificación del Código Civil y Comercial, se incluye la reglamentación sobre documento electrónico; éste tiene por objeto someter a consideración la problemática de la instrumentación electrónica de los actos jurídicos. Lo que se pretende regular es el comercio electrónico en el sentido amplio: intercambio de bienes, servicios, ofertas, demandas y aceptación de estas que se realizan por medios electrónicos.
Este proyecto, en su Art. 266, establece que: “La firma prueba la declaración de voluntad expresada en el texto al cual corresponde. Debe ser manuscrita y consistir en el nombre del firmante, o un signo, escritos del modo en que habitualmente lo hace a tal efecto. En los instrumentos generados por medios electrónicos, el requisito de la firma de una persona queda satisfecho si se utiliza un método para identificarla; y ese método asegura razonablemente la autoría e inalterabilidad del instrumento”
Desde mi punto de vista los temas referidos a firma digital y validación de documento electrónico son las normas con mayor avance; en cambio lo tratativa sobre delitos y seguridad en la Red son muy recientes y costaran armonizarlas con el resto del derecho.
Así como en la Revolución Industrial llevó su tiempo ajustar las nuevas tecnologías, lo cultural y los cambios sociales, en la actualidad los temas que preocupan a los legisladores y a los tribunales es saber cómo resolver y juzgar en estos nuevos temas, que poco a poco, se van regulando.
Por ahora la preocupación y el sentido común son los principales guías para poder reglamentar todas estas cuestiones que han ido surgiendo.
Confiemos en que como se logró equilibrar todos los cambios de la Revolución Industrial, aunque llevó varios años, se logré regular sin problemas los cambios producidos por esta Revolución Tecnológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada